El tratamiento.

Tratamiento de higiene profunda del rostro que se compone de un pulido facial para eliminar células muertas, extracción de impurezas y puntos negros (en caso de acné), descongestión y nutrición y colocación de máscaras.
Se realiza una sesión de microdermoabrasión con punta de diamantes y finalmente se utilizan máscaras que pueden ser nutritivas, hidratantes, secantes, tensoras, antiage, descongestivas, antioxidantes, según los requerimientos de cada biotipo de piel.

Duración: 60 minutos aprox.


Recomendaciónes: Venir a la sesión con la piel lavada y libre de cosméticos.