El tratamiento.

A partir de los 30 años, hay 5 irregularidades que, en mayor o menor medida, revelan el paso del tiempo: las manchas, rojeces, el tono apagado, la rugosidad y la pérdida de elasticidad. En definitiva, una falta de uniformidad en la piel que delata sin piedad incluso más edad de la que tenemos.

Para combatir todos y cada uno de estos signos del paso del tiempo, recomendamos realizar el tratamiento de fotorejuvenecimiento facial con el equipamiento Tríos de Viora.


El fotorejuvenecimiento es un tratamiento no invasivo que mejora, de una manera natural y efectiva, los signos visibles del envejecimiento cutáneo provocado por el paso del tiempo y, fundamentalmente, por los efectos nocivos del sol (arrugas de expresión, manchas, rosáceas, telangiestasias, etc.). El resultado de este tratamiento es una piel sana, tersa y más joven!
Se aplican pulsos de Luz Intensa que penetran en la epidermis, sin dañarla, pero estimulando el nuevo colágeno y la elastina para mejorar la calidad de la piel. Se puede aplicar en rostro, escote, cuello y manos. Es un tratamiento indoloro y no requiere tiempo de recuperación

Duración: 30 minutos.

Tipo de Anestesia: Ninguna o anestesia tópica.

Tiempo de recuperación: Inmediato.


Recomendaciónes: Usa protección solar y evitar exponerse al sol.