El tratamiento.

Los láseres de CO2 de modo fraccionado son una tecnología revolucionaria que desde el año 2006 se han convertido en el procedimiento número uno para los pacientes que requieren rejuvenecimiento facial, del cuello y de las manos o eliminar cicatrices. El micro haz de luz penetra profundamente en la piel, mejorando significativamente las cicatrices, estrías y signos de envejecimiento prematuro como la presencia de arrugas, cambios en la coloración de la piel y la laxitud que se presenta con la edad. El tejido es vaporizado (no quemado) con una precisión absoluta y esta acción pone en marcha fibroblastos que se defienden produciendo colágeno (cicatrización natural del organismo) y en consecuencia se reemplaza la piel dañada con piel fresca, radiante y sana.

El colágeno necesita unos 3 meses para regenerarse completamente. A las 2 semanas ya se ve mejor luminosidad, mejor hidratación, y la cara más tensa y rellena. Inmediatamente hay contracción del colágeno y tensión.

RESULTADOS:
*Reduce la profundidad y distensión de cicatrices de acné y estrías.
*Reduce las arrugas de labios, frente y patas de gallo.
*Brinda tensión a toda la piel, inclusive los parpados mejorando la textura de toda la piel.
*Reduce el envejecimiento de cara, cuello, escote y manos (inclusive los parpados).
*Reduce el tamaño de los poros.
*Reduce las manchas de edad.
*Reduce el enrojecimiento cutáneo.
*Reduce la hiperpigmentación y el melasma.

Duración: 40 - 60 minutos.

Frecuencia: de 4 a 6 sesiones mensuales; mantenimiento cada 6 o 12 meses.


Observaciones: Es seguro y efectivo, para todos los tipos de piel. Permite una recuperación rápida.
Máxima seguridad y menor índice de complicaciones.