El tratamiento.

Técnica que consiste en la aplicación de vitaminas y nutrientes en la piel, mediante micro punturas indoloras a una profundidad de 1 a 2 mm. y que contribuyen a la hidratación y luminosidad cutánea, permitiendo la relajación de arrugas de expresión y tensando la piel.

Resultados obtenidos: piel más lozana, de aspecto más juvenil y una disminución evidente de la flaccidez y las arrugas faciales.

También aporta una hidratación intensa y mejora la microcirculación por lo que aumenta el aporte de oxigeno esencial para el correcto funcionamiento de las células y drena las toxinas que se van acumulando a lo largo del día.

Beneficios: mejora la flaccidez cutánea y del cuello así como relaja la zona de entrecejo, frente y patas de gallo.

Duración: sesiones de 15 minutos 1 vez por semana, durante 8 sesiones

Recomendaciónes: Venir a la sesión con la piel lavada y libre de cosméticos.