El tratamiento.

Técnica que consiste en la aplicación de principios activos en la piel a través de micro punturas intradérmicas indoloras con pistola electrónica. El procedimiento es rápido, en consultorio, se puede colocar en cualquier lugar del cuerpo sin necesidad de tiempo de recuperación permitiendo regresar a la rutina habitual.

Existen distintos tipos de celulitis y diverso grado de severidad:
Celulitis Dura o Compacta: los tejidos están bien tonificados siendo rígidos y firmes al tacto.
Celulitis Blanda o Fláccida: los tejidos están flojos como flotando, balanceándose durante la marcha.
Celulitis Edematosa: las piernas están hinchadas perdiendo su forma.

Duración: minutos.

Frecuencia recomendada: 1 vez por semana durante 8 a 12 semanas


Beneficios: posibilidad de usar mínimas dosis en el lugar exacto de la afección, con efectos curativos mayores a cualquier otra vía de aplicación y con grandes resultados terapéuticos sin provocar efectos adversos ni dejar hematomas.