El tratamiento.

El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico, cuyo efecto inmediato consiste en la eliminación de una parte del cutis más o menos profunda, según el tipo de ácido utilizado, así como un efecto tardío de regeneración de la piel, renovando la matriz dérmica y dejándola sin determinados defectos estéticos como manchas, arrugas… es rápido, simple, indoloro y se obtiene un cutis mas luminoso, uniforme, compacto y elástico.
Son candidatos quienes presenten un envejecimiento facial debido a la exposición solar, hipercromías (manchas), acné, queratosis, flacidez cutánea, pequeñas arrugas, estrías, cicatrices, poros abiertos…
Esta contraindicado si se ha realizado una intervención quirúrgica en la zona a tratar y no han transcurrido al menos cuatro meses, si existen determinadas patologías, razón por la cual su médico deberá realizar una historia clínica previa, si se ha realizado un tratamiento conectivo y no han transcurrido al menos cuatro semanas.
En un peeling químico se utilizan diversas sustancias: ácido tricloroacético, ácido salicílico, ácido acelaico, peróxido de benzoilo, ácido kojico, acido mandélico, ácido glicólico…
Hay tres tipos de peeling: superficial, medio y profundo. El peeling debe ser un tratamiento personalizado para cada paciente. La intensidad del peeling debe estar relacionada con la profundidad de las lesiones.
El peeling superficial va destinado a hacer desaparecer arrugas finas, manchas y acné en pacientes que no desean o no pueden permitirse una descamación visible, ya que sólo deja un ligero enrojecimiento que desaparece en varias horas. Puede aplicarse en intervalos de quince días.
El peeling medio va destinado a borrar las arrugas superficiales así como las lesiones pigmentadas extendidas y el acné en fase activa. Aparece un enrojecimiento mayor y una descamación más visible, desprendiéndose pieles secas. Prácticamente no altera la vida social normal. Se realiza en una sola sesión. Puede aplicarse de nuevo a las seis semanas. El peeling profundo va destinado a eliminar las arrugas más marcadas, el “photoaging” de grado medio alto, el acné en su estado cicatricial y la pigmentación circunscrita. Aparece un enrojecimiento intenso de la piel temporal durante 3 ó 4 días y una descamación intensa durante un máximo de unos 10 días. La vida social normal puede verse alterada durante aproximadamente una semana. Se realiza en una sesión. Puede aplicarse de nuevo a las ocho semanas.
En la consulta, el pre-peeling consistirá en una profunda limpieza de cutis y el post-peeling en la aplicación de una mascarilla y de una crema que reduce la inflamación, restituye la capa hidrolipídica y protege momentáneamente la piel de la acción de los rayos solares.
En su domicilio, después de someterse al peeling, deberá aplicarse cremas de acción hidratante, antioxidante y dermoreparativa así como pantallas de protección solar.

Duración: De 10 a 15 minutos.

Frecuencia recomendada: cada quince o veinte días, realizándose un promedio de cinco sesiones.


Observaciones: ● Podrá usar maquillaje de preferencia hipoalergénico ● No podrá lavarse la zona tratada hasta la mañana siguiente ● Deberá evitar la exposición al sol.

Observaciones: Personas que padecen herpes perioral a repetición (ampollitas que aparecen alrededor de la boca causadas por un virus) deben recibir ciertos comprimidos antes del peeling.
Pacientes que toman isotretinoína (medicamento para combatir el acné) deben esperar seis meses luego de suspender el medicamento antes de realizarse cualquier peeling.